Alucinado se quedaba el público en Lommel cuando veían a Gautier Paulin invadiendo el espacio aéreo de esta manera. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here